Las calles

Rue de Seine et de l’Abbaye, Rue Saint-Séverin, Rue des Deux-Ecus

Las calles de Atget son unas calles-espejismo y callejones embudo. En las calles se repite el componente trampantojo, en cuanto a la habilidad para dirigir la mirada al infinito en que muere dicha calle, normalmente ese punto es una bruma arquitectónica, fantasmal e iluminada, Atget crea un camino visual, a veces recto, a veces curvo que termina en un hecho mistérico, en un “sfumato”, un edificio que asoma entre curioso e impertérrito y que quita protagonismo al edificio principal que sostiene el primer plano de la fotografía.

Estas calles de Atget a diferencia de las de Marville -obsesivamente rectas y con un horizonte visual definido-, tienen un componente curvo, desordenado, a pesar de ser calles solitarias, conseguido esto por ser fotografías tomadas a primerísima hora de la mañana. Se transmite incluso en su vacío, un bullicio de vieja barriada y a la vez la sensación de fondo teatral. La ubicación de la toma de imagen desde el punto de vista del peatón, hace grandilocuente y monumental a la arquitectura de la ciudad, incluso en los barrios más deprimidos.

Otra característica de Atget es la de volver al mismo escenario por el que ya había pasado con su cámara años atrás, de esta manera el fotógrafo no solo realiza la labor documental de la estructura urbana y la arquitectura a extinguir, si no que capta la evolución de edificios y lugares que van transformándose o deteriorándose y que van quedando como un testimonio evidente del paso del tiempo.

Las imágenes de la esquina de la rue de Seine y l’Échaudé, resumen la metáfora visual del París de Haussmann y la transformación que Atget buscaba por las calles de la ciudad. Atget se recrea en diferentes años en la particularidad del edificio en chaflán, que como un tajamar entra en la rue de Seine, desde la que está situado el fotógrafo. En 1905 (1), el edificio mostraba el frente de su esquina enlucido, para seis años después ver que se ha utilizado como lugar para colocar anuncios comerciales (2). Volverá a pasar en 1924 para constatar el deterioro de la fachada donde los carteles ya están despegados y cuelgan, y donde lo que permanece invariable es el comercio de láminas en el establecimiento principal del chaflán (3 y 4), fotografiando el edificio el mismo día desde distintos puntos de la calle.

(1)
Eugène Atget. 1905. Coin Rue de Seine et de l’Abbaye.
Bibliothèque Nationale de France Atget 5063.
(2)
Eugène Atget. 1911. Coin Rue de Seine.
Museo Carnavalet, nº 25420-11.
(3)
Eugène Atget. 1924. Coin rue de Seine.
Bibliothèque Nationale de France. Atget 6486. (3)
(4)
Eugène. Atget. 1924. Coin rue de Seine.
Bibliothèque Nationale de France. Atget 6487.

Existen variados ejemplos de esta particular forma de fotografiar las calles del casco medieval, donde no existe la simple lectura sobre una calle vulgar o no y representativo de esto es la Iglesia de Saint Severin.

En las fotografías de la Rue et église Saint-Séverin (5) o la realizada un año después desde el mismo lugar (6), es la curva de la iglesia la presunta protagonista, incluso debería serlo la iglesia, pero la mirada es conducida primeramente al edificio del fondo para luego retroceder al inicio de la calle que corresponde con la esquina del templo. Lo mismo ocurre en la segunda fotografía, donde a la izquierda tenemos un carro que debería entretenernos la mirada, pero la visual nos sigue llevando al final de la calle. En el tercer ejemplo Saint-Séverin, rue des Prêtres Saint-Séverin (7), es finalmente la iglesia de Saint-Séverin la protagonista que emerge, pero gracias a que la vemos al fondo de la calle curva del Hotel de Jura casi oprimida por el final de la Rue des Prêtres -ésta última con un comercio de brocantes como distracción-. El juego visual de calle curva y recta, no evita que la mirada haga el recorrido inverso del fondo de la imagen al principio de la misma. Esta forma de tomar imágenes, no por habitual en Atget, es sencillo de realizar.

(5)
Eugène Atget. 1903-1904. Rue et église Saint-Séverin.
Bibliothèque Nationale de France N ° Atget : 4814.
(6)
Eugène Atget. 1905-1906. Rue Saint-Séverin.
Bibliothèque Nationale de France N ° Atget: 5178.
(7)
Eugène Atget. 1899. Saint-Séverin, rue des Prêtres Saint-Séverin.
Bibliothèque Nationale de France N ° Atget : 3663.

Esto sirve igual en las calles ya sentenciadas, donde la ruina es evidente, y aun así sabe extraer de la posición en la que se encuentra, la doble lectura habitual, en este caso metafórica. En la imagen de la rue des Deux-Ecus en la zona final de Pont Neuf (8) -donde podemos ver un cartel anunciador de vestidos de La Belle Jardinière, -ya en su nueva ubicación de Pont Neuf tras el traslado desde la Île de la Cité- observamos a la derecha el chaflán del edificio con su característico café en el bajo, frente al mismo, la zona a demoler y al final de la calle una solitaria figura que podría ser entendida simbólicamente como la del propio fotógrafo atrapado entre la transformación de la ciudad nueva frente a la antigua.

(8)
Eugène Atget. 1907. Rue des Deux-Ecus pendant sa démolition le 11 septembre 1907 (anotación tras la fotografía).
Bibliothèque Nationale de France, Atget 214.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s